Mi carrito

Cerrar

Una historia que inicia convirtiendo

lo mejor de la naturaleza

en alternativas para generar salud

y bienestar en las personas.

1950

LA HERBOLARIA AL SERVICIO DE LA SALUD DE LAS PERSONAS MÁS NECESITADAS

La historia de nuestros productos comienza en Hermosillo, Sonora en el año de 1950, cuando el Padre Fray Francisco Luna González, perteneciente a la orden de los Franciscanos, desarrolla una pomada buscando mitigar las múltiples afecciones de salud que aquejaban a la población local, principalmente a las personas de bajos recursos que difícilmente podían tener acceso a medicamentos.

Poniendo al servicio sus conocimientos en herbolaria para mejorar la salud de las personas, fue perfeccionando la pomada, logrando crear una fórmula original que rápidamente se convirtió en una alternativa accesible, posicionándose entre las personas como la Super Crema Milagro.

1982

EL LEGADO DE ATENDER LAS NECESIDADES DE LAS PERSONAS

Motivado por los excelentes resultados de la Super Crema Milagro, el Padre Fray Francisco Luna continuó desarrollando distintas fórmulas herbolarias, logrando crear un amplio abanico de productos herbolarios para atender la salud de las personas. En 1982, debido a la creciente y alta demanda de productos, así como a la popularidad que éstos fueron adquiriendo entre la población, el Padre Francisco decide entregar este legado herbolario a sus hermanos María del Carmen y Florencio Luna, para poder continuar con sus actividades religiosas.

Es a partir de este año, que sus hermanos continuaron con la elaboración y distribución de los productos, siguiendo con el principio de los mismos; poner siempre al centro la atención de las necesidades de salud de las personas.

1990

UNA NUEVA GENERACIÓN AL SERVICIO DE LAS NECESIDADES DE SALUD

La Super Crema Milagro así como los demás productos desarrollados por el Padre Francisco fueron cobrando popularidad entre la población; fue tanto el éxito que comenzaron a surgir distintas copias que no eran efectivas ni estaban relacionadas con las fórmulas originales del Padre Francisco.  

Durante la década de los 90, se busca profesionalizar los productos, a través de una identidad que permitiera avalar la calidad y efectividad de los mismos, por lo que se llevó a cabo el registro de la marca de Vitaherbal. Por medio de esta marca, se obtuvo protección legal, brindando mayor certeza a los clientes sobre la elaboración e ingredientes de los productos así como diferentes canales para adquirirlos, lo cual detonó el crecimiento de la empresa.

2005

LA TRANSICIÓN HACIA LA MEJORA CONTINUA

A partir del año 2005, comenzó un proceso de profesionalización mucho más profundo en lo relacionado con la elaboración de nuestros productos. Manteniendo como base las fórmulas originales desarrolladas por el Padre Fray Francisco Luna y con la incorporación de la segunda generación de la familia, se mejoraron los procesos internos, pasando de la producción artesanal a procesos de elaboración controlados y medibles, con el objetivo de aumentar la calidad de los productos y la experiencia de uso.

Es también en esta etapa de transición y debido a las regulaciones de la Secretaría de Salud, que cambiamos el nombre de Super Crema Milagro a Crema Del Padre Francisco.

2017

HERENCIA HERBOLARIA TENIENDO COMO EJE EL BIENESTAR DE LAS PERSONAS

En el año 2017 impulsados por la tercera generación de la familia Luna, surge la inquietud de conocer y atender mejor las necesidades de un mercado que pide renovación, mayor cercanía y mejores canales de distribución. Es por ello que se toma la decisión de generar la marca Del Padre Francisco cobijada por la empresa Herencia Herbolaria, la cual continúa utilizando las fórmulas originales creadas por el Padre Fray Francisco Luna hace más de 50 años.

Al centro de esta transformación, se encuentra el deseo de entender las necesidades y requerimientos de las personas y traducir la experiencia herbolaria en productos con nuevas consistencias y mejores envases, así como la exploración de nuevos canales de distribución, con el objetivo de poner al alcance de las personas alternativas naturales que generen salud y bienestar en todas sus actividades cotidianas.

Vitaherbal se convierte entonces en una empresa hermana, que continúa ofreciendo los mismos productos desarrollados hasta el momento bajo esa marca a los cientos de clientes que los han utilizado por más de cinco décadas.

EL DESARROLLO DE NUESTRAS LÍNEAS DE PRODUCTOS ESTÁN BASADOS EN LAS NECESIDADES DE LAS PERSONAS, EN UNA BÚSQUEDA CONSTANTE POR OFRECER ALTERNATIVAS HERBOLARIAS QUE PROCUREN A LOS SERES HUMANOS, POTENCIALIZANDO UN ESTADO PLENO EN TODAS SUS ACTIVIDADES COTIDIANAS.

1950

LA HERBOLARIA AL SERVICIO DE LA SALUD DE LAS PERSONAS MÁS NECESITADAS

La historia de nuestros productos comienza en Hermosillo, Sonora en el año de 1950, cuando el Padre Fray Francisco Luna González, perteneciente a la orden de los franciscanos, desarrolla una pomada buscando mitigar las múltiples afecciones de salud que aquejaban a la problación local, principalmente a las personas de bajos recursos que difícilmente podían tener acceso a medicamentos.

Poniendo al servicio sus conocimientos en herbolaria para mejorar la salud de las personas, fue perfeccionando la pomada, logrando crear una fórmula original que rápidamente se convirtió en una alternativa accesible, posicionándose entre las personas como la Super Crema Milagro.

1982

EL LEGADO DE ATENDER LAS NECESIDADES DE LAS PERSONAS

Motivado por los excelentes resultados de la Super Crema Milagro, el Padre Fray Francisco Luna continuó desarrollando distintas fórmulas herbolarias, logrando crear un amplio abanico de productos herbolarios para atender la salud de las personas. En 1982, debido a la creciente y alta demanda de productos, así como a la popularidad que éstos fueron adquiriendo entre la población, el Padre Francisco decide entregar este legado herbolario a sus hermanos María del Carmen y Florencio Luna, para poder continuar con sus actividades religiosas.

Es a partir de este año, que sus hermanos continuaron en Zacapo, Michoacán con la elaboración y distribución de los productos, siguiendo con el principio de los mismos: poner siempre al centro la atención de las necesidades de salud de las personas.

1990

UNA NUEVA GENERACIÓN AL SERVICIO DE LAS NECESIDADES DE SALUD

La Super Crema Milagro así como los demás productos desarrollados por el Padre Francisco fueron cobrando popularidad entre la población; fue tanto el éxito que comenzaron a surgir distintas copias piratas que no eran efectivas ni estaban relacionadas con las fórmulas originales del Padre Francisco.  

Durante la década de los 90, se busca profesionalizar los productos, a través de una identidad que permitiera avalar la calidad y efectividad de los mismos, por lo que se llevó a cabo el registro de la marca de Vitaherbal. Por medio de esta marca, se obtuvo protección legal, brindando mayor certeza a los clientes sobre la elaboración e ingredientes de los productos así como diferentes canales para adquirirlos, lo cual detonó el crecimiento de la empresa.

2005

LA TRANSICIÓN HACIA LA MEJORA CONTINUA

A partir del año 2005, comenzó un proceso de profesionalización mucho más profundo en lo relacionado con la elaboración de nuestros productos. Manteniendo como base las fórmulas originales desarrolladas por el Padre Fray Francisco Luna y con la incorporación de la segunda generación de la familia, se mejoraron los procesos internos, pasando de la producción artesanal a procesos de elaboración controlados y medibles, con el objetivo de aumentar la calidad de los productos y la experiencia de uso.

Es también en esta etapa de transición y debido a las regulaciones de la Secretaría de Salud, que cambiamos el nombre de Super Crema Milagro a Crema Del Padre Francisco.

2017

HERENCIA HERBOLARIA TENIENDO COMO EJE EL BIENESTAR DE LAS PERSONAS

En el año 2017 impulsados por la tercera generación de la familia Luna, surge la inquietud de conocer y atender mejor las necesidades de un mercado que pide renovación, mayor cercanía y mejores canales de distribución. Es por ello que se toma la decisión de generar la marca Del Padre Francisco cobijada por la empresa Herencia Herbolaria, la cual continúa utilizando las fórmulas originales creadas por el Padre Fray Francisco Luna hace más de 60 años.

Al centro de esta transformación, se encuentra el deseo de entender las necesidades y requerimientos de las personas y traducir la experiencia herbolaria en productos con nuevas consistencias y mejores envases, así como la exploración de nuevos canales de distribución, con el objetivo de poner al alcance de las personas alternativas naturales que generen salud y bienestar en todas sus actividades cotidianas.

Vitaherbal se convierte entonces en una empresa hermana, que continúa ofreciendo los mismos productos desarrollados hasta el momento bajo esa marca a los cientos de clientes que los han utilizado por más de cinco décadas.

EL DESARROLLO DE NUESTRAS LÍNEAS DE PRODUCTOS ESTÁN BASADOS EN LAS NECESIDADES DE LAS PERSONAS, EN UNA BÚSQUEDA COSTANTE POR OFRECER ALTERNATIVAS HERBOLARIAS QUE PROCUREN A LOS SERES HUMANOS, POTENCIALIZANDO UN ESTADO PLENO EN TODAS SUS ACTIVIDADES COTIDIANAS.

¡Hola!

Únete a nuestro newsletter